Saltar al contenido.

Entradas de la categoría ‘Vol. 11’

29
sep
Fedosy-Poemas

Blanco Nocturno, o las nuevas formas del castigo

Fedosy Santaella (Venezuela) | Sitio Web: Caja virtual

Empecemos por el comisario Croce, el teórico de las intuiciones artísticas de las que habló alguna vez Rubem Fonseca(1) en El gran arte, intuiciones que Ricardo Piglia adjudica a Dupin y a Holmes, dos grandes detectives de la literatura que trabajan con una teoría a priori para luego irla encajando con los hechos. En Blanco nocturno se trata del punto de vista. Dice Croce: «Comprender (…) no es descubrir hechos, ni extraer inferencias lógicas, ni menos todavía construir teorías, es sólo adoptar el punto de vista adecuado para percibir la realidad.» Leer Más »

29
sep
pia

Un globo, una nave espacial y un robot tira fuego

Pía Bouzas (Argentina) | Sitio Web: Cuatrocuentos

¿Cuándo vuelve?

La tarde es larga y blanca, y no pasa más. Ezequiel está sentado en el piso, frente al balcón; mira hacia fuera: el cielo nublado, la terraza de la casa de enfrente, los edificios de más allá. A veces cruza el cielo un avión, aunque pájaros es lo que más ve: uno que vuela hasta un árbol, otro que se pierde en lo alto, nunca pasan en bandadas. Mirá un pájaro chiquito, bebé, sin la mamá, murmura como si hablara con alguien, vuela solo. Para las personas grandes es imposible distinguirlos sin hacer un esfuerzo de concentración, de hecho Ezequiel siempre tiene que avisarles. Él, en cambio, los descubre incluso si están muy lejos, allá por donde empieza el río. Lo hace  con facilidad, como si lo natural fuera estar atento a esas señales. Leer Más »

29
sep
Villarino

Germen

Carlos Villarino (Venezuela)

Tras la colisión se produjo un estallido. Asediado por millones, uno logró vulnerarlo y penetrar en su interior. Una vez adentro la fuerza del impacto produjo la fusión entre los elementos, ambos núcleos se fundieron el uno en el otro dando paso al nuevo compuesto. Esto fue lo que ocurrió al principio, antes de lo que vino después, antes de que nos trabáramos en este combate intestino. A pesar de todo aquello no fue más que un accidente, la naturaleza opera así: ciega, indiferente, de espaldas a cualquier significado. La calma no duró demasiado, en medio de convulsiones el compuesto se partió en dos, al cabo de un tiempo en cuatro y al cabo de otro en ocho. Leer Más »

29
sep
Cote

Poema

Ramón Cote Baraibar (Colombia)


Un salto y sería la muerte.

Carlos Drummond de Andrade

Los ojos suicidas

Un balcón con vista a cualquier
parte, un inocente cuchillo
guardado en el cajón de la cocina,
una plácida almohada de plumas, Leer Más »

29
sep
Dina-Foto

Dos poemas

Dinapiera Di Donato (Venezuela)

El techo de cristal

Que hable de la hipótesis
preguntan sin retórica
—estoy en problemas
antes, mucho antes de cruzar Leer Más »